Es estadounidense o tiene residencia de ese país, pero nunca ha declarado su renta al fisco de Estados Unidos. Nunca sus cuentas han sido objeto de investigación por parte de las autoridades fiscales de EE. UU. Y ahora quiere ordenar sus cuentas para evitar ser presa de la nueva Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras (Foreign Account Tax Compliance Act, o FATCA) o bien sancionado por fraude al fisco, ¿sabía que existe un programa de ese país que le permite obtener una amnistía tributaria? Se trata del programa conocido como Divulgación Voluntaria del Extranjero (Offshore Voluntary Disclosure Initiative, OVDP), que le permite evitar, incluso, ir a prisión por el delito de evasión fiscal.

Desde 2009 a la fecha más de 33,000 contribuyentes americanos se han acogido a este programa para empezar a cumplir con sus obligaciones fiscales. Stanley Foodman, socio y experto en materia fiscal de Waserstein Nunez & Foodman —una empresa especializada en temas fiscales norteamericanos— explica que con FATCA las personas que sean descubiertas por evasión al fisco, automáticamente no podrán gozar de los beneficios fiscales que ofrece la OVDP. Por tanto, es necesario divulgar sobre la existencia de este programa fiscal antes de que FATCA entre a funcionar de lleno, añade.

El Foreign Account Tax Compliance Act es una regulación fiscal de los Estados Unidos diseñada para perseguir a los evasores fiscales que viven en el extranjero. Los bancos, compañías de administración de inversiones y aseguradoras a nivel global tendrán la función de hacer cumplir esta disposición legal.
A nivel mundial hay más de seis millones de personas que se pueden acoger a este programa y que se podrían evitar millonarias multas. Foodman explica paso a paso el contenido de este programa con beneficios fiscales, que interesan también a nicaragüenses con doble nacionalidad. “Los que se acojan podrán prevenir persecución del Gobierno de los Estados Unidos para ser enjuiciados por el delito de evasión de impuestos”, enfatiza el especialista fiscal estadounidense.

¿Cómo se acoplará FATCA con el programa de Divulgación Voluntaria del Extranjero?

FATCA está diseñada para transmitir datos al Gobierno de los Estados Unidos, ya sea de banco a Hacienda o de Gobierno a Gobierno, que incluye nuevos tratados de contribuyentes norteamericanos en el exterior. Mientras tanto Divulgación Voluntaria es un programa que permite a una persona confesar sus faltas de declarar correctamente su renta o pagar impuestos que debió haber pagado para evitar multas o persecuciones del Gobierno de EE. UU. y ser enjuiciado por el delito de evasión de impuestos.

El primer programa especial de Divulgación Voluntaria cerró con 15,000 divulgaciones voluntarias el 15 de octubre del 2009, según cita la Dirección General de Ingresos de Estados Unidos (Internal Revenue Service-IRS) en su portal electrónico.

En el primer programa de Divulgación Voluntaria en el 2009, los contribuyentes enfrentaron una multa de hasta 20 por ciento cubriendo un periodo de hasta seis años. En esa ocasión los contribuyentes residían en más de 60 países, menciona el documento.

Stanley Foodman, socio y experto en materia fiscal, sostiene que a nivel mundial también las personas que permanecen más de 183 días en el año también están obligadas a tributar al fisco de Estados Unidos. El experto cree que EE. UU. reforzará los registros migratorios de los visitantes en un futuro no muy lejano.

Ambas normativas están cruzadas, porque para el año 2016, o antes es decir empezando 2014, el Gobierno va a saber quién tiene una cuenta en el exterior y van a analizar con los registros que tienen quién ha declarado y quién no lo ha hecho. Cuando ellos tengan esa información, y Hacienda empiece una investigación, entonces el tributante ya no podrá entrar al Programa de Divulgación Voluntaria.

¿Qué tipo de sanciones esquiva un estadounidense o residente que se acoge a este programa fiscal?

Evita fuertes sanciones, como ir a prisión. Este es el beneficio más grande.

Una vez acogido al programa, ¿cuántos años debe declarar al fisco el beneficiario?

El programa requiere que la persona divulgue sus cuentas de ocho años atrás. Y hay unas multas que cubre todos sus activos en el exterior y la multa está en el valor más alto durante ocho años. Por ejemplo si una persona tuviera un millón de dólares en el banco y no había divulgado que tenía ese dinero en uno, dos, o tres bancos, la multa puede ser hasta de 275 mil dólares, o puede ser cero, o cinco por ciento, eso dependerá de las circunstancias de la persona. No está escrito en piedra.

¿Qué impacto ha tenido ese programa a nivel mundial?

El Gobierno de los Estados Unidos ha abierto oficinas en Panamá, Israel, México, Singapur y están en proceso de abrir una oficina en Brasil. Están buscando ampliar el presupuesto para contratar a 16,000 agentes fiscales. A través de este programa se ha cobrado más de cuatro mil millones de dólares de personas que se han acogido a este programa, ha enjuiciado a personas que mintieron cuando entraron al programa… Ahora unas 35 mil personas a nivel mundial se han acogido a este programa y más gente está entrando. En el mundo hay seis millones de personas que tienen pasaporte estadounidense y que viven en el exterior, es la cantidad de gente que puede calificar en este programa más los residentes permanentes.

¿Quiénes se pueden acoger a este programa?

Cualquier persona que lleva un pasaporte norteamericano o que tiene el derecho de llevar pasaporte americano o que tiene la tarjeta verde, está obligada a declarar su renta cada año en los Estados Unidos. Una persona por ejemplo que trabaja en Nicaragua y es estadounidense o tiene residencia de ese país y gana en un banco 20 mil dólares anuales está obligada a declarar en los Estados Unidos, pero no está obligada a declarar doble impuestos porque esa persona si ha declarado en Nicaragua, antes de ser contactado por Hacienda de los Estados Unidos, tiene el derecho de excluir más de 90 mil dólares de impuestos. Pero para recibir ese beneficio esa persona tiene que declarar o si no pierde ese beneficio.

¿Qué información debe facilitar el contribuyente que por primera vez se acoge a ese programa?

Si usted como nicaragüense con doble pasaporte o con residencia norteamericana siempre ha estado trabajando con un salario y nunca ha tenido más de 10 mil dólares en valor en sus cuentas bancarias y no participa en alguna sociedad anónima en la cual se es el dueño beneficiario, entonces solamente puede declarar seis años. Si las circunstancias fueran diferentes, es decir, que es dueño de una sociedad anónima, conteniendo una casa y no se ha obtenido ingresos, dividendos o regalías, simplemente para evitar problemas legales se declara esa información al Gobierno de los Estados Unidos.

¿Tiene plazos este programa?

Ahora no, pero cuando el flujo de información empiece a circular por la Ley FATCA, las oportunidades de entrar al programa de Divulgación Voluntaria se empezarán a estrechar hasta que desaparezcan. Una cosa que es importante es que si una persona recibe reclamo de los Estados Unidos tras ser puesta en evidencia por FATCA, las multas van a ser muy altas y muy diferentes y no habrá una sola multa, por ejemplo, para un período fiscal de ocho años como sí ocurre con el programa de Divulgación Voluntaria. Será muy grande por cada año hasta un tope de seis años, entonces la misma persona que hubiese pagado 275 mil dólares por un millón de dólares, que es la multa máxima, entonces ahora tendría que pagar una multa de hasta 50 por ciento del valor defraudado por año.

Es decir de un millón sería 500 mil anuales por seis años sería tres millones de dólares, entonces esta persona será destruida económicamente. Estos son los riesgos más altos, pero realmente todo dependerá de las circunstancias de la persona defraudora. Los riesgos mínimos son cero.

¿No hay forma de evitar el programa y FATCA?

No. Si una persona quiere cerrar su cuenta en un banco ABC, por ejemplo, y decide abrir una cuenta en el banco DEF, ellos tendrían que pedir del nuevo cliente toda la información que indican que usted tiene doble nacionalidad o es norteamericano. No hay escapatoria, porque el banco también está bajo la posibilidad de recibir multas muy grandes si el banco le ayudara a evitar ambas leyes.

¿Y en Centroamérica cuál es la presencia de estadounidenses y qué bien podrían aplicar a este programa?

Me han dicho que en Costa Rica, por ejemplo, hay más de 100 mil personas con ciudadanía norteamericana. En Nicaragua cuántos vivían en los Estados Unidos y volvieron después de la guerra civil en los ochenta, miles y miles, porque yo recuerdo cuando en Miami había una Managua pequeña, porque había miles y miles de personas. Todas estas personas están obligadas si tienen tarjeta verde.

Escrito por Wendy Álvarez Hidalgo

El artículo se puede encontrar en: http://www.laprensa.com.ni/2013/01/30/economia/132692-hay-amnistia-fiscal-para-evasores