January 2021 Foodman website and JD Supra

Los profesionales de cumplimiento continúan protegiendo a sus instituciones financieras durante estos tiempos sin precedentes. Se han convertido en una fuente de información regulatoria para las Instituciones Financieras que enfrentan desafíos que cambian día a día. A medida que la pandemia continúa, los Departamentos de Cumplimiento y los Oficiales de Cumplimiento que trabajan de forma remota tienen una responsabilidad adicional de asegurar proactivamente la identificación, evaluación y mitigación de riesgos. Los reguladores esperan la “financiación completa” de la función de cumplimiento.

Fraude, fraude y más fraude

El fraude es una amenaza en constante evolución durante la pandemia con estafas de impostores, estafas de inversión, estafas de productos y uso de información privilegiada, lo que agrega más estrés a la función de cumplimiento. Hay estafadores que pretenden ofrecer información “importante” cuando intentan convencer a las personas para que hagan clic en enlaces maliciosos. Estos enlaces pueden instalar malware, obtener información personal/confidencial, así como credenciales de inicio de sesión y contraseña. Los oficiales de cumplimiento suelen ser “guardianes” en una institución financiera relacionados con la detección de esquemas de fraude. Dicho esto, el aumento del fraude ha agravado el nivel de estrés en la función de cumplimiento.

Los reportes de operaciones sospechosas (“ROS”) son cada vez más importantes

Los que informan sobre actividades sospechosas y garantizan que los “ROS” estén completos están en la vanguardia del cumplimiento. Las instituciones financieras tienen la tarea de permanecer alertas a la actividad financiera ilícita durante la pandemia Covid-19 y asegurarse de que la parte narrativa del ROS identifique:

  • ¿Quién está llevando a cabo la actividad criminal o sospechosa?
  • ¿Qué instrumentos o mecanismos facilitan la actividad/transacciones sospechosas?
  • ¿Cuándo ocurrió la actividad criminal o sospechosa?
  • ¿Dónde tuvo lugar la actividad sospechosa?
  • ¿Por qué la institución cree que la actividad es sospechosa?
  • ¿Cómo ocurrió la actividad sospechosa?

Pandemia: no es el momento de recortar costos o esquinas

La continuidad del negocio y la capacidad para cumplir con los requisitos reglamentarios es una función de las capacidades de acceso remoto probadas, los sitios y servidores de respaldo, los planes de continuidad del negocio, la gestión de los riesgos tecnológicos y la capacidad de seguir prestando servicio a los clientes.

Los miembros de la Junta Directiva y la alta gerencia deben tener un plan de contingencia “apropiado al riesgo” bien documentado y respaldar la función de Cumplimiento proporcionando los fondos adecuados para la capacitación y las herramientas necesarias.

La capacitación en cumplimiento que no está “sub-financiada” y la educación continua probada regularmente para mitigar los riesgos, son imperativas a fin de establecer protecciones adecuadas para los empleados.

No espere para apoyar su función de cumplimiento.

Consulte a su proveedor de expertos en cumplimiento. ©