October 2020 Foodman website and JD Supra

GAFILAT (Grupo de Acción Financiera de América Latina) publicó una Segunda Actualización del Informe Regional de Amenazas de Lavado de Dinero (2017-2018) que incluye: ANEXO VI: AMENAZAS RELACIONADAS CON LA PANDEMIA COVID-19. Considerado como un análisis regional de amenazas de lavado de dinero, la sección del informe relacionada con el Covid-19 destaca cómo los delincuentes se están aprovechando de esta difícil situación para obtener ganancias y transferir fondos de origen ilícito a través de múltiples fronteras y jurisdicciones.

El sector bancario sigue siendo el sector más vulnerable al lavado de dinero en la región

Las instituciones financieras continúan siendo susceptibles a amenazas de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. El Informe GAFILAT establece que los productos de las instituciones financieras más utilizados son el efectivo, las cuentas bancarias y las transferencias de dinero nacionales e internacionales. En consecuencia, el Informe recomienda que las instituciones financieras establezcan acciones preventivas a través de un enfoque basado en el riesgo con el fin de abordar de manera efectiva el aumento causado por la pandemia Covid-19 en delitos relacionados con la corrupción.

Amenazas emergentes Covid-19 de GAFILAT en la región de LATAM

  • Soborno, sobreprecio de productos y malversación de fondos públicos.
  • Aumento de fraudes y estafas financieras (tráfico de medicamentos falsificados y oferta de inversiones fraudulentas en forma de esquemas Ponzi).
  • Tráfico de personas.
  • Delito cibernético (transacciones financieras remotas o fuera del sitio y compra de productos y servicios por medios electrónicos o en línea) utilizando métodos como:
    • “Phishing”: correos electrónicos fraudulentos que dirigen a los clientes a sitios web falsos que parecen provenir de la institución bancaria para extraer información o robar fondos de forma virtual.
    • “Vishing”: esta amenaza combina una llamada telefónica fraudulenta con información obtenida previamente de Internet con fines de fraude. El infractor se identifica como personal del banco y, con mensajes especialmente alarmantes, intenta que el cliente revele el número de su contraseña SMS o token digital, necesarios para autorizar transacciones.
    • “Smishing”: el uso de mensajes de texto o WhatsApp en el que un emisor finge ser el banco e informa a la persona que se ha realizado una compra sospechosa con la tarjeta de crédito de la persona a fin de obtener información financiera confidencial de la persona.
  • La distribución de productos falsificados o de baja calidad (pruebas caseras falsas de Covid-19)
  • Las personas pueden aumentar el uso de casas de empeño, los prestamistas (susceptibles de ser utilizados en actividades ilegales) y las organizaciones criminales pueden reclutar personas para que las ayuden en sus actividades delictivas, reclutamiento de personas que las apoyen en la ejecución de sus actividades delictivas.
  • Grandes movimientos de caja e incrementos en las compras de metales preciosos y oro.
  • Uso indebido de organizaciones sin fines de lucro.

Las instituciones financieras deben fortalecer el enfoque basado en riesgos ALD/CFT

La pandemia Covid-19 ha creado desafíos operativos y crediticios adicionales para las instituciones financieras. La implementación de ajustes basados ​​en el riesgo en el sistema ALD/CFT de una institución financiera relacionados con las circunstancias de COVID-19 es fundamental para mantenerse al día con los requisitos de cumplimiento. Se alienta a las instituciones financieras a informar a los examinadores bancarios de cualquier problema de cumplimiento con anticipación.   ¿Tiene un experto en gobierno corporativo?  ©